lunes, 14 de abril de 2014

Cupcakes de chocolate y fresas. A Summer Place.

Bueno, pues empezamos otra semana, parece mentira cómo pasa el tiempo. 
Supongo que estos días se llenan las cocinas con aromas de Semana Santa: torrijas, pestiños, arroz con leche... yo he hecho torrijas pero no os la voy a enseñar porque ya se han dado buena cuenta de ellas y además la blogosfera ya se ha encargado de mostrarlas.

Hoy os enseño unos pastelitos deliciosos: cupcakes de chocolate y fresas, jugosos y muy ricos. Con esta receta quiero participar en el sorteo que organiza April's Kitch: #cocinadecine con motivo de su tercer aniversario en el blog, para ello había que elaborar una receta que nos inspirase en una película de cine clásico entre los años 1950 y 1065 y yo que soy fan del cine clásico no podía obviarlo, es  más, me enteré bastante tarde y casi no llego a participar porque hoy mismo termina el sorteo, pero me ha gustado tanto la propuesta que me he lanzado a ella. He elegido esta película porque me resulta dulce, como mis cupcakes, también he de decir que no es la que hubiese elegido de haber tenido más tiempo porque películas de esa época hay a porrón y muchas magistrales. Pero bueno, en otra ocasión será.


He elegido la película  En una isla tranquila al sur (A Summer Place), de 1959 con Troy Donahue y Sandra Dee. Él era un galán de los años 50 rubio y guapísimo que ha aparecido en muchas películas de corte dulzón aunque tampoco logró un éxito desmedido como otros compañeros de la época. Ella era el prototipo de chica buena americana, rubia y dulce, tanto que incluso la llamaban "fresa", tampoco tuvo mucho éxito en la meca del cine, pero sí fue recordada en la película Grease, en la canción Look at me, I'm Sandra Dee, que las amigas de Sandy (Olivia Newton John) le dedican en una fiesta de pijamas bufándose de ella por lo "casta" que era, creo que de esto si os acordaréis. 


Los protagonistas de la película se conocen cuando ella va con sus padres de vacaciones a una bella isla y el padre de ella se reencuentra con un antiguo amor de juventud, resurgen los sentimientos y tienen un aventura extramarital, para complicar más las cosas los hijos de ambos se enamoran. 


Es la clásica película romántica de los 50 muy dulzona y con gente guapa, propia de la sobremesa de los sábados de mi infancia cuando después del Telediario ponían los dibujos animados (Heidi, El bosque de Tallac, Marco, etc.) y después el western de turno o comedia o peli romántica. ¡Ay aquellos años! Aunque tampoco soy tan mayor ¡eh! eso, sí, ya puedo contar alguna batallita que otra.

Y ahora sí, vamos con la receta.

CUPCAKES DE CHOCOLATE Y FRESAS.
por Guindilla y Canela



Ingredientes:

- 2 huevos
- 125 gr. de mantequilla en pomada
- 225 gr. de azúcar
- 125 ml. de leche
- 270 gr. de harina
- 2 cucharaditas de levadura en polvo tipo Royal
- 2 cucharadas de cacao en polvo
- 65 gr. de fresas troceadas
- Para el topping: 250 ml. de nata bien fría para montar
- Fresas laminadas
- Azúcar al gusto

Preparación:

Precalentar el horno a 160º.
Batir los huevos con el azúcar, cuando esté cremoso, añadir la mantequilla hasta conseguir que la mezcla esté homogénea y espumosa.
Añadir la leche, remover y añadir la harina tamizada con la levadura y el cacao. Seguir batiendo con las varillas eléctricas hasta que esté todo integrado. Añadir las fresas troceadas.
Disponer en las cápsulas de papel y hornear unos 25 minutos en la bandeja de en medio, calor arriba y abajo. Comprobar con una varilla si están cocidas, comprobando que no sale masa cruda en la punta de la varilla y que al tocar con el dedo se hunda ligeramente pero que esté firme al tacto. Retirarlas del horno y dejar enfriar unos minutos dentro de la bandeja de cupcakes para luego pasarlas sobre una rejilla hasta que estén frías completamente.
Montar la nata con el azúcar y con la ayuda de una manga pastelera decorarlas.





Besos de parte de...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...